Mundo Gourmet

Suscríbase

A nuestro boletín
y reciba la programación
de nuestros eventos
directamente en su email.
AQUI

Atrás

Tips y Trucos

Un poco de cuchillología de la mano de Fissler

Un poco de cuchillología de la mano de Fissler

Modelos versátiles y especializados

No hay dos cuchillos iguales. Dependiendo de su longitud, anchura, grosor y filo de la hoja, cada cuchillo se orienta a una serie de tareas muy específicas. Todos los modelos de las tres nuevas líneas de Fissler (profession perfection y passion) tienen tres cosas en común: se funden y fabrican en Alemania con acero al cromo-molibdeno-vanadio aplicando tecnologías de alta precisión para garantizar que su filo sea óptimo, son tremendamente cómodos en las manos gracias a los mangos ergonómicos y, además cuentan con un diseño y filo agudos y elegantes.

Un poco de cuchillología de Fissler demuestra cómo se usan los cuchillos y explica qué cuchillo es ideal para cada tarea.

  • Cuchillo deshuesador

    La hoja estrecha del cuchillo de deshuesar (aquí se ve el modelo de la línea passion), que se agudiza hasta conformar una punta afilada, es perfecto para separar la carne de los huesos. Hace posible localizar y alcanzar fácilmente los huesos, sin dañar la carne que los rodea. Es toda una ventaja a la hora de preparar asados, ya que cocinar una pieza completamente cerrada (aunque deshuesada) garantiza que los resultados sean jugosos. Este modelo de cuchillo también resulta extraordinario para quitar los tendones de las piezas de carne.

  • Cuchillo para pan

    El cuchillo para cortar pan, caracterizado por la típica línea dentada (aquí vemos el modelo de la línea profession), capaz de atravesar la corteza sin aplastar a blanda miga del interior. Este tipo de cuchillo requiere que se ejerza una presión considerablemente inferior al usarlo en comparación con los de hoja de filo liso. La hoja solamente sirve para cortar por uno de sus laterales y garantiza siempre que la superficie de corte del pan sea recta, así quedará menos miga expuesta y no se secará tanto.

  • Cuchillo pelador

    La mejor solución para pelar patatas es el pequeño cuchillo pelador (aquí vemos el modelo de la línea perfection). Cuenta con una hoja y un mango cortos, para poder trabajar con las manos muy cerca de la patata, una ventaja también para otras tareas que exigen un poquito de sensibilidad y tacto. El diseño ligeramente curvo de la hoja se amolda perfectamente a las formas de las patatas. Por supuesto, este cuchillo se puede usar para pelar (casi) cualquier otra cosa.

  • Cuchillo trinchador

    El cuchillo de trinchar (aquí vemos un modelo con hoja de 16 cm de la línea profession, también disponible con hoja de 20 cm) es perfecto cuando quiera cortar lonchas muy finas. La hoja se mecaniza y bruñe hasta dejarla finísima, así que el cuchillo opone muy poca resistencia. También es muy apropiado para trinchar asados o carne de ave.

  • Cuchillo multiusos

    A la hora de cortar y trocear tomates existen dos opciones. Se puede usar un cuchillo con una hoja muy pulida y perfectamente afilado o bien se puede optar por un cuchillo multiusos con filo de sierra (aquí vemos el modelo de la línea perfection). La hoja se encarga de abrir en primer lugar la piel tersa, para después cortar la carne blanda del interior, sin apenas tener que ejercer presión. Dado que la hoja es más corta que a del cuchillo del pan, el cuchillo multiusos también resulta adecuado para cortar barras o bollos de pan ya empezados.